Fallece el Ing. Eduardo Antonio Agüero Pérez.

En la sede  de la Unión Nacional  de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba, se acaba de recibir  la noticia del fallecimiento  del ingeniero Eduardo Antonio Agüero Pérez, Premio Nacional a la Vida y la Obra de la Ingeniería 2019. A modo de recordación, le ofrecemos la  reseña publicada cuando recibió el ansiado galardón, hace poco más de un año.

En  los  avales del Ingeniero Eduardo Antonio Agüero Pérez, Premio Nacional a la Vida y la Obra de la Ingeniería 2019, se habla de sus profundos conocimientos en muy variadas especialidades, y que por su modestia y entrega, sus compañeros lo respetan y estiman.

Cuando el once de enero, Día del Ingeniero Cubano, el Ing. Eduardo Antonio, de 69 de edad,  recibía el alto estímulo que otorga la Sociedad de Ingeniería Mecánica, Eléctrica e Industrial, SIMEI, de la UNAICC, de seguro recordó su graduación como Ingeniero Electricista en la CUJAE, hoy Universidad Tecnológica de La Habana "José Antonio Echeverría", y sus 39 años como profesional.

Quizás rememoró diversas imágenes de su paso por numerosas construcciones, y las complejidades enfrentadas, desde la Planta de Níquel "Comandante Pedro Soto Alba”, hasta el Hotel "Parque Central".

Él participó en el diseño del circuito automático de control de las unidades generadoras de 62 MW de la Central termoeléctrica “Carlos Manuel de Céspedes”; en el cálculo de las protecciones de la sub estación eléctrica del Palacio de Convenciones de La Habana; en la puesta en marcha de la sub estación de 34,5/ 6,3KV de la Fábrica “60 Aniversario de la Revolución de Octubre”; y en la dirección técnica de la instalación de los nuevos molinos, grúa de traslado de material, hornos de secado y electro filtros de Planta de Níquel “René Ramos Latour”.

También llevan la firma del Ing. Eduardo Antonio Agüero Pérez la preparación de la documentación técnica, y el estudio del equipamiento de dos unidades de 33MW de la hidroeléctrica “Río Yara”, y las de las dos unidades de 250MW de la Central termoeléctrica de “Felton”; el montaje eléctrico del combinado poligráfico “José Miró Argenter”; los de las fábricas de cerveza “Mayabe", hoy Bucanero; Motores eléctricos “Tauaba”, Zeolita "San Andrés” y Bicicletas “Bariay”; y de los nuevos molinos del central azucarero “Cristino Naranjo”.

La continúa superación profesional siempre estuvo entre las prioridades de este premiado, que aplicara en siete cursos de postgrado, y asumiera la docencia en institutos politécnicos, para formar las nuevas generaciones  de técnicos en su especialidad.  Además, impartió conferencias técnicas como miembro del Consejo Técnico Asesor de la empresa donde laboraba, y capacitó a 30 venezolanos en temas eléctricos.

Fundador de la UNAICC, el Ingeniero Eduardo Antonio Agüero Pérez, integró con éxito el Ejecutivo SIMEI provincial en dos períodos, y participó en Misiones Internacionalistas en Guinea Ecuatorial y la República Bolivariana de Venezuela.

Entre los reconocimientos logrados  en sus casi cuatro décadas  de labor, se incluyen el Premio Provincial a la Vida y la Obra de Ingeniería; el Diploma por los  20 y 25 años de trabajo destacado UNAICC, y el de Afiliado Destacado de la SIMEI en el 2016.

También fue Profesional Destacado Nacional en ejecución de obras en el 2005, y tuvo similar condición en el Fórum de Ciencia y Técnica, 9 veces a nivel de base, una a nivel municipal y otra provincial;  Vanguardia Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción  en 1993, y ostenta las Medallas de la Alfabetización y la Aniversario 40 de las FAR.

La UNAICC  y la SIMEI expresan sus más sentidas condolencias a familiares y amigos del notable profesional.