Francisco de Albear y Fernández de Lara: siempre ejemplo

En el habanero Castillo de los Tres Reyes del Morro, el 11 de enero de 1816, nacía Francisco  de Albear y Fernández de Lara, un ingeniero que, con su intenso quehacer, "sembró" a lo largo y ancho  del país, más de dos centenares de obras  de beneficios social.

Durante su impresionante vida de creador, ejecutó los más diversos proyectos, entre ellos puentes, faros, muelles, carreteras, edificios y fuentes de aguas públicas. Su obra más  significativa, a la que dedicara los últimos 30 años de su existencia y que no lograra ver terminada, es el  Acueducto de Albear.

Francisco  de Albear y Fernández de Lara, nació de la unión del  comandante de la referida fortaleza militar, Coronel de Ingenieros Francisco José de Albear y Hernández, habanero, y  Micaela Fernández de Lara y Vargas, oriunda de Trinidad.

Datos  biográficos indican en 1826, siendo apenas un niño,  solicitó su ingreso en el Regimiento de Lanceros del Rey. Sus ansias de superación, le valieron la autorización para partir hacia España con el grado militar de Alférez de Caballería. En julio de 1835 realiza los exámenes de ingreso a la Academia de Ingenieros de Guadalajara y los aprueba un año después con notas sobresalientes.

Producto de la tensa situación de enfrentamiento que vivía España por esos años, el gobierno de la metrópolis, decide intensificar el régimen de estudio de los ingenieros militares, lo que le permite al joven Francisco de Albear vencer, en sólo 3 años, las asignaturas previstas para un lustro. Al obtener las más altas calificaciones de su grupo, le conceden el ascenso al grado de Teniente del Cuerpo de Ingenieros, otorgado por Real Orden de 26 de Diciembre de 1839.
A la par de su fructífera ejecutoria en Cuba como ingeniero, Albear también sobresalió por su participación directa en múltiples instituciones de carácter científico.

Entre ellas destacan ser miembro corresponsal de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid; fundador de la Sociedad Geográfica de Madrid;  miembro ordinario de la Sociedad Científica de Bruselas;  corresponsal de la Sociedad Británica de Fomento de Artes e Industrias; socio de mérito de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de La Habana y del Círculo de Hacendados de la Isla de Cuba, y socio de número y de mérito de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, donde llega a ocupar el cargo de vicepresidente.

Reconocido como el más  genial de los ingenieros cubanos del siglo XIX, Francisco  de Albear y Fernández de Lara, fallecido  el 23 de octubre de 1887, es un ejemplo a imitar por todos los profesionales de esa especialidad.

En el actual 2021, se cumple el aniversario 75 de que se instituyera  en su honor el Día del Ingeniero Cubano, seleccionándose el 11 de enero por su natalicio.

Próximos Eventos

Usuarios online

Hay 624 invitados y ningún miembro en línea

Somos una asociación social profesional, autofinanciada, que agrupa profesionales vinculados a la construcción, para contribuir a la calidad total de sus obras, mediante el desarrollo científico, técnico y cultural de los afiliados

Contáctenos