Presencia martiana. Holguín (II)

Bienestar en el decoro

Dijo el Maestro: “La ciencia, en las cosas de los pueblos, no es el ahitar el cañón de la pluma de digestos extraños, y remedios de otras sociedades y países, sino estudiar, a pecho de hombre, los elementos, ásperos o lisos del país, y acomodar al fin humano del bienestar en el decoro los elementos peculiares de la patria, por métodos que convengan a su estado, y puedan fungir sin choque dentro de él. Lo demás es yerba seca y pedantería" (1). De esta ciencia, estricta e implacable -y menos socorrida por más difícil- de esta ciencia pobre y dolorosa, menos brillante y asequible que la copiadiza e imitada, surge en Cuba, por la hostilidad incurable y creciente de sus elementos, y la opresión del elemento propio y apto por el elementa extraño e inepto, la revolución. Así lo saben todos, y lo confiesan. En lo que cabe duda es en la posibilidad de la revolución. Eso es lo de hombres: hacerla posible. Eso es el deber patrio de hoy, y el verdadero y único deber científico en la sociedad cubana.(2)



El Plan Estratégico Ciudad Parque, que trata de fundamentarse en una ciencia cubana como la recomendada por José Martí, y de seguir sus enseñanzas, se ha basado en las claves aportadas por las ideas anteriores para operacionalizar el concepto de desarrollo local sostenible del siguiente modo:

El fin del desarrollo local sostenible es producir “bienestar en el decoro”. La idea de bienestar implica tener las condiciones materiales, culturales y subjetivas que les proporcionen a las personas, las familias, la comunidad y la sociedad, un sentimiento pleno de satisfacción y tranquilidad, mientras que la idea del decoro equivale a mantener un comportamiento respetuoso hacia las personas, la cultura, el patrimonio, la naturaleza, la sociedad (por parte del homo creator); observar con modestia las normas socialmente establecidas (que forman parte de la civis); y tener la cualidad de lo que, sin lujo, presenta un aspecto cuidado y correspondiente a su categoría (en este caso, se refiere a la urbis).

El desarrollo local sostenible así asumido se  fundamenta en la lógica de la racionalidad reproductiva del ciclo de la vida y está acompañado  por la ética de la responsabilidad social, ambiental, cultural, patrimonial, comunitaria; aprovecha los potenciales propios y las oportunidades externas y es integral-integradoparticipativo-
creativo-proactivo-eficientesostenible- resiliente.

Para ser consecuentes con nuestro Maestro y no utilizar sus pensamientos solo a manera de consignas o de citas convenientes para adornar cuartillas, les proponemos a holguineras y holguineros trabajar por nuestro propio bienestar en el decoro, sin “remedios de otras sociedades (ni) yerba seca y pedantería”, sino con “métodos que convengan” al estado de nuestra sociedad local, y una ciencia propia y no “copiadiza”. (Publicado en el Boletín Ciudad Parque. Julio 2019)

Nota: Los subrayados son del autor.
(1-2) José Martí. Obras Completas, Vol. 3 (Cuba, Política y Revolución III, 1894): Crece, Patria, Nueva York, 5 de abril de 1894, p. 117.

Arq. Oscar Bellido Aguilera, Grupo de Gestión Técnica,
Presidente Sociedad de Arquitectura, Unaicc Holguín


Próximos Eventos

Usuarios online

Hay 407 invitados y ningún miembro en línea

Somos una asociación social profesional, autofinanciada, que agrupa profesionales vinculados a la construcción, para contribuir a la calidad total de sus obras, mediante el desarrollo científico, técnico y cultural de los afiliados

Contáctenos