Las ciudades tienen su día

Mediante la resolución A/RES/68/239, aprobada el 27 de diciembre de 2013, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, decidió, a partir de 2014, designar el 31 de octubre de cada año como el Día Mundial de las Ciudades.

El organismo invitó a los Estados, al sistema de la ONU, en especial ONU-Hábitat, a las organizaciones internacionales, a la sociedad civil y a todas las partes interesadas, a celebrar esta jornada para concienciar acerca de la temática.

La Asamblea General reconoce la importancia del acceso equitativo y adecuado a los servicios urbanos básicos, como pilar de una urbanización sostenible y, por tanto, del desarrollo económico y social generalizado.

Alienta, asimismo, "a los gobiernos y a los asociados del Programa Hábitat a que planifiquen la ampliación de las ciudades en rápido crecimiento siguiendo las metodologías y principios del desarrollo sostenible, con objeto de evitar la proliferación de barrios marginales, mejorar el acceso a los servicios urbanos básicos, favorecer las políticas de viviendas inclusivas, aumentar las posibilidades de empleo y crear unas condiciones de vida seguras y saludables".

En un mensaje emitido a propósito de la fecha, Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de Naciones Unidas planteó: En un mundo en que ya más de la mitad de la población vive en zonas urbanas, el futuro de la humanidad es, en gran medida, un futuro urbano. Hemos de organizar bien la urbanización, lo que comporta reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentar la resiliencia, garantizar servicios básicos como el agua y el saneamiento y diseñar calles y espacios públicos seguros que todos podamos compartir.