Guantánamo celebra con jornada científica por Día Interamericano del Agua

La Sociedad de Ingeniería Hidráulica de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (UNAICC), en Guantánamo,  efectuó  un evento histórico-científico en coincidencia con el Día Interamericano del Agua, instituido para América continental y la región  del Caribe, en 1992 en La Habana.

En medio de la intensa sequía que azota al Alto Oriente y en la  búsqueda de fuentes de abasto para atenuarla, los profesionales de la  citada organización profesional coincidieron en el honor que significa para  Cuba haber sido el escenario donde  se aprobó que la efeméride  se celebrara cada  primer sábado de octubre.

La propuesta  tuvo lugar durante el XXIII Congreso Interamericano de la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIDIS), del cual fue sede  la capital de la ínsula caribeña, el citado año.

El Historiador de la Ciudad, José Sánchez Guerra y el renombrado experto en hidráulica, Gerardo Fernández Puisseaux, intervinieron junto al multipremiado ingeniero Pablo Riesco  Benítez, en la actividad técnica en que se disertó hoy sobre el aniversario  119 del acueducto de Guantánamo y los  103 años de la pequeña central  hidroeléctrica del Guaso.

Esta última, considerada una de las siete maravillas de la ingeniería civil guantanamera ocupó el mayor espacio de los debates, aunque  diferentes intervenciones aludieron a otros hitos en el desarrollo  hidráulico del Alto Oriente de Cuba, donde se localiza el mayor caudal  hidroenergético del archipiélago.

Entre esos acontecimientos se mencionaron también los trabajos de urbanización de la ciudad (1944), y en particular su sistema de alcantarillado; la creación en 1962 del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos  (INRH), y un año después la iniciativa de Fidel de orientar  la construcción de sendas presas aprovechando el caudal de los ríos  Guantánamo y Guaso.

Ambas obras almacenadoras poseen una capacidad conjunta de 186 millones de  metros cúbicos, de los cuales 26 millones corresponden a la presa Faustino Pérez, actualmente garante del suministro a la planta potabilizadora que ofrece un líquido que cumple los parámetros establecidos por la Organización Panamericana de la Salud.

Ese privilegio lo disfrutan  206 mil 886 guantanameros, el 96 por ciento de  los que habitan la sexta urbe cubana más poblada, donde durante 1955 y 1956  la única fuente de abasto de que disponía entonces  provocó una epidemia de fiebre tifoidea que cobró la vida de 69 niños, por la carencia de una planta de filtros y cloro.
 

Próximos Eventos

Usuarios online

Hay 1551 invitados y ningún miembro en línea

Somos una asociación social profesional, autofinanciada, que agrupa profesionales vinculados a la construcción, para contribuir a la calidad total de sus obras, mediante el desarrollo científico, técnico y cultural de los afiliados

Contáctenos